Si no recarga, haga click AquÍ
Mas que celebrar, invertir en capital humano
noticia3

Los eventos dentro de las organizaciones pueden tomar diferentes formas, desde celebraciones lúdicas hasta cenas formales o lanzamientos de campañas. Sin embargo no son muchas las empresas que ven los beneficios que traen estas acciones entre sus colaboradores.

 

Pocas actividades pueden ser más efectivas para motivar a los colaboradores y ayudarles a combatir el estrés provocado por la rutina laboral diaria que, por ejemplo, un meeting donde se combine ocio y trabajo en un destino atractivo.

 

Otra variante puede ser la organización de una actividad lúdica, como un campeonato de paintball o una jornada de trekking, donde los empleados de una empresa tienen la oportunidad de estrechar lazos, limar asperezas y conocerse en la esfera personal y no solo en la laboral. Las posibilidades son infinitas.

 

Aunque a priori pueda parecer sencillo, lo cierto es que organizar eficazmente un evento corporativo no es una tarea sencilla. Para considerar una actividad como exitosa, esta debe servir para generar valor, ofrecer una imagen positiva de la empresa organizadora y cumplir los desafíos específicos.

 

Con el objeto de llamar la atención, mejorar la experiencia de los asistentes y dejar huella en su memoria hay que aportar un plus de originalidad y decantarse por opciones que se salgan un poco de los planteamientos estandarizados o demasiado vistos.

 

Por ello la complejidad de determinados eventos hace muy conveniente y recomendable recurrir a empresas especializadas en su organización. De esta forma, se gana en calidad, originalidad, control del presupuesto final y optimización de recursos.